Bio Tienda de Alimentación

La Huertica

 Somos tu Personal Food Shopper

Blog:

 

LA HUERTICA 

"El que siembra, recoge"

"Hay que trabajar con la leyes de la Naturaleza no contra ellas.." Bil Mollison


Sembrando Futuro Blog

Jacques Cousteau, el Capitán Planeta.

Publicado el 21 Ee noviembre Ee 2020 a las 6:10


Con su figura desgarbada y gesto serio, el marino francés Jacques-Yves Cousteau (1910-1997) hizo que la humanidad descubriera por primera vez los secretos del mundo submarino a mediados del siglo XX. A través de sus series de televisión y sus películas entró en millones de hogares y se convirtió en el mayor comunicador de la vida en los océanos. Pero no sólo fueron sus legendarias expediciones a bordo del barco Calypso las que le dieron fama, Cousteau fue también el artífice de numerosos inventos que contribuyeron a sentar las bases de la exploración moderna del medio submarino. Lo cierto es que el famoso comandante se interesó por la investigación del mar en un momento en que prácticamente todo estaba por hacer y por descubrir. A finales de la década de 1930, los fondos oceánicos eran un lugar inhóspito y desconocido para la mayoría de los mortales.


De Cousteau casi podría decirse que inventó los documentales de naturaleza, aún en blanco y negro y para el cine, cuando la televisión todavía no había llegado a la mayoría de los hogares del mundo. En 1956 y con la codirección de un joven Louis Malle, su retrato de la vida submarina ya a todo color en Le monde du silence mereció la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes, un honor que no volvería a recaer en una película documental hasta 2004. Pionero en la divulgación científica y un camino para los divulgadores actuales: "Sus obras (más de 115 documentales y películas) sobre el mundo submarino son de una enorme belleza y rigor, de ahí su éxito en todo el mundo y su vigencia en el tiempo. Su enorme capacidad de trabajo se tradujo en descubrimientos de nuevas especies marinas y en innovaciones para la exploración submarina". Promovió la custodia de los mares frente a la contaminación y su trabajo se continúa hoy en día en la Sociedad Cousteau y el equipo Cousteau.


Nacido en Saint-André-de-Cubzac, un pueblecito a algo más de 30 kilómetros de Burdeos y donde hoy también reposan sus cenizas, el pequeño de los dos hermanos Cousteau pronto comenzó a interesarse por los dos elementos que marcarían su trayectoria, el agua y el cine. Durante la Segunda Guerra Mundial, Cousteau dejó el legado que hoy utilizan los submarinistas de todo el mundo. En colaboración con el ingeniero Émile Gagnan, en 1943 combinó botellas de aire comprimido con una válvula reguladora para crear lo que ambos llamaron el Aqua-Lung, y que hoy ha pasado al lenguaje popular por las siglas de su nombre técnico: Self-Contained Underwater Breathing Apparatus (aparato autónomo de respiración subacuática), o SCUBA. El Aqua-Lung fue el primer sistema práctico de inmersión de circuito abierto (el aire consumido se expulsaba al exterior) con suministro de aire a demanda. Mientras, las operaciones militares de Cousteau le llevarían a ser retratado durante décadas como un paladín de la Resistencia francesa, a ser repetidamente condecorado. Los años 50 marcarían el ascenso de la carrera que le dio a conocer en todo el mundo. En 1950 alquilaba un viejo dragaminas británico a un heredero de la cervecera Guinness por una renta simbólica de un franco al año. Cousteau convirtió el Calypso en un avanzado laboratorio de investigación oceanográfica, pero también en un símbolo inseparable de su comandante, tanto como su característico gorro de lana roja. A lo largo de medio siglo, casi una cincuentena de libros y más de un centenar de documentales le consagraron como el gran padre fundador del ecologismo marino. En 1953, Cousteau publicó El mundo del silencio, un libro donde narraba sus experiencias y viajes por el mar. Su figura como divulgador del mundo marino culminó en 1956 con la película del mismo nombre, dirigida por Louis Malle y con la cual ganó la Palma de Oro del Festival de Canes y, un año más tarde, el Oscar. Entretanto, no abandonó su faceta creadora. A principios de los años de 1960 sorprendió al mundo con unos revolucionarios platillos de buceo con forma de nave extraterrestre para descender a mayor profundidad. También desarrolló propulsores a hélice para que los buceadores pudieran desplazarse a mayor velocidad. En 1963 construyó la primera base humana en el fondo marino y permaneció en ella con un equipo de expertos durante 30 días. Pero fue la legendaria serie de documentales producidos para televisión, que se prolongó desde 1968 hasta 1972, lo que acabaría convirtiéndolo en una celebridad mundial. En 1973 fundó la Sociedad Cousteau, en un esfuerzo por aumentar el conocimiento de los ecosistemas del mundo submarino y batallar contra todas las manifestaciones irracionales de la sociedad industrial, entre ellas la destrucción de la vida marina. Desde allí denunció los devastadores efectos de la pesca abusiva, promovió movilizaciones contra la energía nuclear y advirtió sobre los problemas de la superpoblación de la Tierra. A menudo descrito por otros biólogos como un comunicador más que como un científico, Cousteau fue capaz de hacer llegar a un público profano el amor por el mar y por la enorme diversidad de vida que lo inunda.


Jacques Cousteau produjo más de setenta filmaciones para la televisión, documentales que han ganado numerosos Emys y otros premios. El Capitán Cousteau también ha producido tres películas completas de larga duración, "El Mundo del Silencio" ("The Silent World") que obtuvo un Oscar y una Palma de Oro, "El Mundo sin Sol" ("World Without Sun") que ganó un Oscar y el Gran Premio del Cine Francés para la Juventud, y "Viaje al Fin del Mundo" ("Voyage to the Edge of the World").

El Capitán Cousteau escribió, en colaboración con varios co-autores, más de cincuenta libros, publicados en más de doce idiomas. Los últimos libros publicados son "Viaje de Cousteau al Amazonas" (1984), "Jacques Cousteau / Ballenas" (1988), "Las Islas del Pacífico" (1990), La Isla de los Espíritus" (1995), y "El Mundo de los Delfines" (1995). El 25 de junio de 1997, el Capitán Planeta, como era conocido, marchó definitivamente al "mundo del silencio" .

Categorías: Cultura S.O.S.tenible

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

0 comentarios

0