Bio Tienda de Alimentación

La Huertica

 Somos tu Personal Food Shopper

Blog:

 

LA HUERTICA 

"El que siembra, recoge"

"Hay que trabajar con la leyes de la Naturaleza no contra ellas.." Bil Mollison


Sembrando Futuro Blog

Quemados de tanto incendio.

Publicado el 3 Ee abril Ee 2021 a las 6:05

El fuego es un elemento natural que necesita nuestro ecosistema para la regeneración de bosques y montes, pues aporta estrategias rebrotadoras y de germinación tras su paso. Sin embargo, ha dejado de ser una perturbación natural que modela el paisaje para convertirse en una terrible amenaza que en más de un 96% de los incendios de causa conocida en España está ocasionada por el ser humano.


Es fundamental actuar tanto en las causas que originan los incendios como en las que los propagan. De otra manera, independientemente de cómo se haya originado, habrá un incendio difícil de controlar. Estos incendios son la punta del iceberg de la situación de nuestros bosques y del cambio climático. Son el resultado de un cóctel de causas:

Cambio climático. Las olas de calor hacen que el monte tenga estrés hídrico y sea más vulnerable a los incendios. El resultado es un paisaje seco, continuado e inflamable.

Aumento de la vegetación continuada es fruto del éxodo del medio rural, de cultivos, aprovechamientos forestales, de políticas de supresión del fuego, abandono de pastoreo, etc.

Viviendas en el monte (interfaz urbano forestal). La gestión urbanística no ha tenido ni tiene en cuenta el riesgo de incendio forestal, encontrándose urbanizaciones, viviendas e infraestructuras en zonas de alto riesgo que son indefendibles y que no están preparadas para prevenir y mitigar los impactos de los incendios forestales. La población que vive en el medio natural no tiene percepción del riesgo y no conoce sus deberes y responsabilidades en materia de prevención y autoprotección de sus bienes. Se prioriza salvar casas vacías e infraestructuras por encima del bosque, incluso cuando los propietarios de estos bienes no se han elaborado planes de autoprotección.


España es uno de los países de la Unión Europea más afectados por los incendios forestales, un problema que amenaza con intensificarse debido a los efectos del cambio climático. Además de España, otros países de clima mediterráneo como Portugal, Grecia, el sur de Francia o Italia también los sufren especialmente. A pesar de que es un problema de primer orden no existe una política forestal europea.


No es algo que solo pase aquí, desgraciadamente. Durante el verano pasado se quemó más del 20% del bosque australiano y, posteriormente, la misma tragedia se repitió en las reservas arbóreas del Ártico. Luego vinieron los incendios en Estados Unidos, África y, desde agosto, en gran parte de Sudamérica.


Los incendios forestales, alimentados por la vegetación reseca por el calor prolongado, devastaron enormes áreas de California y Australia el año pasado, mientras que el Ártico experimentó temperaturas asombrosas muy por encima del promedio. Lo que ocurre en el ártico es solo una imagen de cómo todo lo que ocurre en el planeta está interrelacionado y tiene consecuencias sobre los seres humanos.


Llevamos mucho tiempo advirtiendo de lo que traería consigo el cambio climático: sequías, incendios, olas de calor, pérdidas de glaciares, especies invasoras (movidas por la pérdida de sus hábitats originales) o la pérdida masiva de biodiversidad. Ninguna sonará lejana porque 2020 ha supuesto ponerse frente al espejo de esta crisis ambiental que solo podremos combatir haciendo las paces con la naturaleza.

 

Categorías: Cultura S.O.S.tenible, Agricultura S.O.S.tenible, La Salud es lo primero

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

0 comentarios