LA HUERTICA

Aguacates clase Fuerte y Bacon, sin injertos, pura magia

Hoy no es un Domingo cualquiera. No ¡ni de coña! Hoy, La Huertica inaugura la temporada de aguacate, nuestro producto estrella junto con el cítrico.

 

Nos sentimos muy orgullosos pues de momento somos los únicos productores de aguacate Bacon y Fuerte sin injertar en España. La magia la hizo mi madre, como siempre…

 

Hace ya más de 25 años, nos vinimos a Ulea (cuando aún vivíamos en Madrid) a pasar la Nochevieja toda la familia. Mi madre compró unos aguacates enormes, de dos clases visiblemente diferentes, para la ensalada de la cena. Al probarla todos mencionamos lo buenos que estaban y mi madre, que es muy bruja, al día siguiente colocó los huesos del aguacate junto a la acequia que pasa por nuestra casa para que, cuando regaran los vecinos, el agua sobrante llegara a esos huesos. Al volver en primavera, ella vio que habían germinado y crecido felizmente un metro más o menos y los ubicó en un lugar cerquita del agua y resguardados del frio y el aire por un muro, el de la piscina.

 

Cada año eran más y más grandes, a la vez que bonitos, pero no daban ningún fruto. Tardaron unos ocho años en empezar a dar producción y fue entonces cuando supimos que teníamos dos clases diferentes. Fue una suerte, pues sin saberlo mi madre había sacado dos clases diferentes que se necesitan especialmente para polinizarse. Ella hace magia, os lo aseguro.

 

No pusimos ni el hueso en agua, ni le pusimos palillos, ni nada de nada. Los abandonamos durante cuatro meses junto al acequia en las mejores condiciones para abastecerse solo.

 

Hoy en día, cada hueso que cae al suelo, donde lo haga, nos da un arbolito. Tenemos más de 30 árboles en el huerto que esperamos empiecen a dar su fruto dentro de uno o dos años.

 

Los árboles que le nacieron a mi madre de un hueso de por ahí, no son autóctonos pero los nuevos sí. No teníamos ni idea de cómo hacerlo y por supuesto, no miramos en Google, no había, solo lo hemos observado y querido desde entonces. No lo hemos injertado, ni podado mucho porque odian el sol directo y el aire. Soportan bien la bajada de temperatura y los calores extremos de Murcia. Y lo más importante, nos quieren y nos lo demuestran.

 

Estas dos clases de aguacates: clase Fuerte o de pera, por su forma, y clase Bacon, los gorditos, son especiales por su textura, su sabor y sus propiedades.

 

Cómo es el aguacate Fuerte

Su carne es de color amarillo pálido, de textura suave y cremosa, con un rico sabor a nuez. Su contenido, al igual que el Bacon, en grasa es ligeramente inferior al de otras variedades. Sin embargo, la proporción de ácido oleico es apreciablemente mayor.

 

Los frutos de la variedad Fuerte, son fácilmente reconocibles por su clara forma de pera alargada. Su fina piel es de color verde, de aspecto como si estuviera curtida, con pequeños puntos blanquecinos. Más tarde, en el momento de su madurez, el color de la piel cambia hacia un tono ligeramente más oscuro.

 

Esta variedad tiene una enorme cantidad de seguidores incondicionales entre nuestros clientes huerteros. Quizá, lo que valoran (aparte de su apetitoso sabor) es que el aguacate Fuerte tiene un alto contenido de ácido oleico. Proporcionalmente mayor que en otras variedades —entre el 24% y 26%. Además, con una cantidad de grasa inferior a la de otros aguacates.

 

Origen del aguacate Fuerte

He visto en Google, que la variedad Fuerte fue descubierta por Carl Schmidt, en el año 1911 cuando en su viaje a Atlixco, en Puebla, México.

 

Los primeros ensayos no se adaptaron a las nuevas condiciones climáticas, e incluso, se perdieron todas en la helada del año 1913 que asoló la región. Sin embargo, sí se salvó la pieza de injerto etiquetada como número”15″, que resistió al frío. Por ello, esta planta de aguacate recibió el nombre de “Fuerte”

 

Visto lo anterior, queda patente que el árbol de la variedad Fuerte es bastante resistente a las heladas. Siendo así, una planta adulta, puede llegar a soportar temperaturas hasta -3 ºC durante varias horas.

 

Cómo es el aguacate Bacon

Está dentro de las variedades conocidas como de “piel verde” que oscurece ligeramente al madurar. Un aguacate que destaca por su sabor suave, muy apropiado para cremas y guacamole.

 

El aguacate Bacon es una de las variedades de otoño-invierno, tiene una textura cremosa con un ligero toque, muy agradable, que evoca la mantequilla, lo que le hace también muy adecuado para hacer guacamole. Además, tiene menos grasa que el resto de variedades.

 

La piel de estos aguacates Bacon es muy fina, lo que los hace muy fáciles de pelar, como el Fuerte, tienen una carne cremosa de color amarillo-verdoso y buena calidad, rodeando una semilla de tamaño entre medio y grande.

 

Origen del aguacate Bacon

El origen de esta variedad está en la investigación y el posterior desarrollo realizados por James E. Bacon. El cual, buscaba una especie de aguacate resistente al frío para plantar en su rancho de Buena Park, en California.

 

Del gran número de semillas ensayadas, una de ellas resultó extremadamente resistente. Le dio su propio nombre “Bacon”. Posteriormente, se introdujo en el mercado a partir de finales del año 1920.

 

Las grandes ventajas de comer aguacate.

Al aguacate se le reconocen 17 minerales y 11 vitaminas, siendo especialmente rico en potasio, calcio y hierro. También, como dato curioso, merece la pena recordar las propiedades afrodisíacas de su carne. Esto es porque, desde antiguo, las tribus aztecas hacían referencia a ello como consecuencia de su elevado contenido en vitamina E (vitamina de la reproducción o anti esterilizante). Por ello, dieron en llamar a este fruto “ahuacatl” lo que significa testículo.

 

El aguacate es la fruta que presenta el mayor contenido en materia seca. Siendo su proporción de proteína la más alta entre todos los frutos, incluido el plátano

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *